Crónica Weekend Beach Festival 2017 (Escenario Brugal)

El festival Weekend Beach de Torre del Mar, que se ha celebrado durante cuatro largas jornadas desde el pasado miércoles día 5 y hasta ayer sábado, se ha consolidado como uno de los festivales más importantes de España. No obstante, han superado con creces todas las previsiones con 35.000 abonos vendidos y 25.000 en la fiesta de bienvenida.

Con éstos magníficos resultados, ya se comienza a trabajar para preparar la edición del año que viene, en la que el festival celebrará su quinto aniversario, y en el que seguro nos esperan muchas sorpresas.

La organización ha destacado el buen ambiente vivido y buen comportamiento de todos los “weekers” durante todo el festival. Con un público entregado y con muchas ganas de pasarlo bien con los 93 artistas que han pasado éste año por los cuatro escenarios, que había repartidos en los 40.000 m² de recinto.

BaMax ha estado presente en ésta nueva edición, como viene siendo habitual, y aquí os traemos nuestra particular crónica del Weekend Beach. Más que una crónica, es una pequeña reseña de lo que hemos vivido en el festival.

Comenzamos el miércoles con la fiesta de bienvenida en el escenario Brugal. A las 20:30 se subían al escenario los malagueños Jammin’ Dose, presentándonos su último álbum “Deadline”. Los malagueños, que jugaban en casa, se ganaron al público con una magnífica actuación en la que no paramos de bailar y disfrutar con sus ritmos funk, soul y rock. Nos gustaron mucho las versiones que se marcaron del “superstition” y el “higher ground” de Stevie Wonder. A destacar también el parecido de la voz de su vocalista y guitarra, Pablo Márquez, con la de Brandon Boyd de Incubus. Un grupo que pone patas arriba al público allá por donde va. Muy recomendables.

Jammin’ Dose

Tras ellos, y en el mismo escenario, vimos al MC zaragozano Javier Ibarra (Violadores del Verso), con su proyecto Kase.O. Lírica muy trabajada y estudiada, como es de costumbre en las composiciones de el “Javato”, como también se le conoce. Rap de la vieja escuela, como se suele decir, sin concesiones al postureo. Rap de altos vuelos, en definitiva.

Para nosotros ahí terminó la primera jornada.

Al día siguiente, teníamos muchas ganas de conocer en directo a Shinova, tras escucharlos hacía tan sólo unos días en Radio3, y enterarnos que estarían en el escenario Brugal el juves 6. Los vizcaínos llegaban con muy buenas críticas tras su último lanzamiento, “Volver”. Un disco que les ha permitido actuar por multitud de festivales éste verano. De hecho, al día siguiente estarían en el Mad Cool de Madrid. Entre el público había bastantes fans que ya los conocían y buena muestra de ello fue el momento en el que comenzó a sonar “Para cambiar el mundo”, uno de sus temas más reconocidos.

Shinova

Tras ellos, seguíamos en el País Vasco, ésta vez con los enérgicos Grises. Un grupo que desprende buen rollo en cada una de sus canciones, y logran transmitirlo al público que no paró de bailar y pasarlo bien con su propuesta de electro pop bailable.

A continuación, la que para nosotros fue la actuación de la jornada, incluso del festival, nos atreveríamos a decir. Unos inmensos Lori Meyers, aterrizaron en el Weekend con un despliegue audiovisual sin precedentes en el festival. El montaje que llevan es digno de ver. Una gran pantalla comenzó a descender hasta colocarse por delante y a la altura de los músicos, enmarcándolos dentro de un espectacular juego de luces y perspectivas visuales. Tras la espectacular presentación, los granadinos comenzaron a presentarnos su último álbum “Espiral”. Una tras otra fueron cayendo los temas de siempre, que hicieron las delicias de casi las 4000 personas que abarrotaban en ese momento el escenario Brugal. La próxima oportunidad, cercana, de verlos en directo será en el festival gaditano No Sin Música, el próximo sábado 22 de julio, en el que BaMax también estará presente.

Lori Meyers

Después del subidón con la gran actuación de Lori Meyers, continuábamos con otro plato fuerte de la segunda jornada. León Benavente venían con su enérgico indie rock a continuar con la fiesta. Y lo consiguieron, una vez más gracias a temas como “Tipo D”, “Ánimo Valiente” o “Gloria”, que se han convertido ya en clásicos del indie nacional.

Aprovechamos la actuación de Boikot para cenar algo. Y es que, a pesar del buen hacer del grupo de punk madrileño, a nosotros no nos hace demasiada gracia éste tipo de grupos, y teníamos que coger fuerzas para Sepultura que comenzaba a las 3 de la madrugada.

Aguantamos hasta tan tarde, porque Sepultura bien merecía el esfuerzo. Pero a decir verdad, estábamos tan cansados que no disfrutamos todo lo que hubiéramos querido con la actuación de los brasileños. Es más, nos pareció un tostón de dimensiones considerables. Está claro que suenan potentes, y escuchar en directo “Refuse/Resist”, “Territory” o “Ratamahatta”, estuvo bien. Pero la espera hasta llegar ese momento; escuchando temas de su último disco, “Machine Messiah”, fue interminable.

Sepultura

La tercera jornada comenzaba para nosotros, de nuevo, en el escenario central con la actuación de Iván Ferreiro. El gallego comenzó a desgranar en directo su último disco, “Casa”, y nos regaló algunos temas de Los Piratas. Algo que al principio de su carrera en solitario no solía hacer. Parece que se está reconciliando con su pasado, y a admitir que gran parte del público que va a verlo lo hace para escuchar aquellos temas que le hicieron famoso. Destacar la gran banda de músicos que le acompaña, con su hermano Amaro a la cabeza.

Iván Ferreiro

A continuación, el trío neoyorkino Nada Surf fueron otro de los grandes descubrimientos, para nosotros, del festival. Los de Brooklyn conquistaron al poco público que se acercó a verlos -en el otro escenario estaban La Pegatina- con su estilosa propuesta de rock alternativo. El líder del grupo, Matthews Caws se mostró muy cercano en todo momento, hablando con el público en castellano, ayudado en algunos momentos por el bajista del grupo, de origen español, Daniel Lorca. Hicieron temas de su último disco “You Know Who You Are (2016)”, y éxitos de sus anteriores álbumes.  Muy celebrado fue el éxito que los hizo famosos en todo el mundo, “Popular”. Nos dejaron muy buen sabor de boca y con ganas de buscarlos en internet y seguir disfrutándolos en casa. Sin duda, uno de los grupos que más nos han gustado de ésta edición. Si estás por Benidorm, actuarán en el Low el próximo 29 de julio.

Nada Surf

Era el turno para los sevillanos Full, un grupo al que conocimos actuando en el Red Bull Tour Bus del Low Cost Festival en 2012. Mucho ha llovido desde entonces, y en esta ocasión actuaban en un horario ‘normal’ y como teloneros ni más ni menos que de los británicos The Prodigy. Es evidente el gran salto cualitativo de los sevillanos, y buena muestra de ello lo pudimos ver en la actuación del viernes, donde nos presentaban su segundo álbum de estudio “Tercera Guerra Mundial”.

Keith Flint – The Prodigy

Y tras ellos, llegó unos de los momentos más esperados por todos. La actuación de The Prodigy. En nuestro caso hacía 19 años que teníamos la espinita clavada, desde aquel concierto interruptus del 13 de agosto de 1998, en la plaza de toros de Málaga. Así que, le teníamos muchas ganas al grupo británico. El delirio comenzó con “Breathe” y uno a uno fueron cayendo los temas clásicos de la banda, “Firestarter”, “Voodo People”, “Poison” y por supuesto “Smack My Bitch Up”. Temas que nos hicieron rememorar aquella época dorada de El Copo, y que nos parecía mentira que en esos momentos estuviéramos disfrutando en directo en Torre del Mar. Increible. Lo dicho, una lástima que no sonara demasiado bien.

A esas horas ya estábamos demasiado cansados para quedarnos a ver a los granadinos Hora Zulu, y a la mañana siguiente nos enteramos de que hicieron un conciertazo de metal de los que hacen historia. Con un sonido brutal. Una lástima. Esperemos poder verlos la próxima vez.

Afrontábamos la última jornada, la del sábado, con la sensación de que ya habíamos visto todo en el Weekend. Pero, aún nos quedaban conciertos más que interesantes como el de los argentinos Los Fabulosos Cadillacs, La Habitación Roja, L.A. o Rosendo.

Los primeros que vimos fueron a los valencianos La Habitación Roja. La veterana formación interpretó un repertorio de delicadas melodías pop, la mayoría pertenecientes a su último álbum “Sagrado Corazón”, como “Nuestro Momento” o “Volverás a Brillar”, sin olvidar su éxito “Ayer”. Una banda que lleva haciendo indie desde el 95 y que ha sabido mantener su identidad más allá de las modas, consiguiendo una buena legión de fieles seguidores.

La Habitación Roja

El plato fuerte de la última jornada, en el escenario Brugal, eran sin duda Los Fabulosos Cadillacs. Los de Buenos Aires eran muy esperados por los asistentes, y antes de salir ya estaba todo el recinto abarrotado. Como comentábamos en twitter (@gustavobamax), fue un auténtico lujo poder ver en directo a una banda mítica, una de las más importantes de hispanoamérica. Montaron una auténtica fiesta encima del escenario con Vicentico (voz y guitarra) y Flavio (bajo) al frente, contagiando al público. Público que respondió con entusiasmo en temas como “Calaveras y Diablitos”, “Mal Bicho”, la reconocidísima “Matador” o “Vasos Vacíos”, entre otras.

Los Fabulosos Cadillacs

Nos íbamos acercando al final de la jornada, y del festival; pero todavía nos quedaban dos platos fuertes. El primero de ellos los mallorquines L.A., proyecto de Luís Alberto Segura, del que ya habíamos escuchado muy buenas críticas, y al que teníamos muchas ganas de ver en directo. Nos pareció una propuesta muy honesta de indie rock con un estilo claramente influenciado por grupos  de rock norteamericanos. De hecho, nos recordó mucho a Jakob Dylan de los The Wallflowers, en temas como “Perfect Combination”, o incluso al propio Eddie Vedder en “Elizabeth”. Al igual que Nada Surf, L.A. nos lo apuntamos para escuchar tranquilamente en casa. #añadirafavoritos.

L.A.

Es increíble como Rosendo Mercado, sigue subiéndose al escenario y se marca un concierto como el del pasado sábado, en Torre del Mar. A sus 63 años, el de Carabanchel continúa sacando discos y defendiéndolos en directo como si tuviera 20. En ésta ocasión, venía con “Descalde y Trinchera”, su último disco. No faltaron los clásicos de toda la vida, “Maneras de Vivir”, “Flojo de pantalón”, “Pan de Higo” o “Masculino Singular”, que la multitud no paró de corear y de disfrutar durante toda la actuación. Rosendo nos volvió a dar toda una lección de rock urbano, con sus letras sarcásticas y crítica de la sociedad actual.

Y con el concierto de Rosendo, dimos por finalizado nuestro particular Weekend Beach. Al igual que con Hora Zulu, nos hubiera gustado ver el directo de Saratoga. Pero, el cansancio acumulado durante los cuatro días de festival, ya nos habían hecho mella.

Ahora, nuestra próxima parada será el festival gaditano No Sin Música, donde volveremos a ver a los granadinos Lori Meyers, DePedro, Varry Brava o Coque Malla, entre otros.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios