Ray Ban 3507

Caen las monedas. A veces cuando est tocando, a veces cuando simplemente est ah sentado sin hacer nada. Ver a un hombre ciego con un viol recostado en el regazo es un desaf al coraz de los transe que acaba por descerrajar un disparo en la sien de sus bolsillos..

En su palmarés tiene tres Euroligas (dos con la Jugoplastika), dos Ligas y dos Copas yugoslavas, una ACB y una Copa del Rey (con el Bara), una Liga y una Copa italianas y una Copa griega y una Korac con el PAOK. Con su selección (bajo los diferentes nombres que ha tenido), logró un oro en el Mundial del 90, tres oro en los Europeos del 91, del 95 y del 97 y la plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96. Siempre me ha llamado la atención el hecho de que nunca jugara en la NBA, además en una época en la que ya era fácil (entre comillas, que allí tampoco puede jugar cualquiera) para un jugador europeo..

De la falta de agua no escapa nadie; ni los productores agropecuarios que levantan mansiones sobre la tierra fértil (pero seca) de Charata, ni aquellos que viven descalzos a 10 cuadras de allí. El contraste social fuerte que distingue a Chaco en este caso no mide (casi) nada.”Está todo jodido. Padecemos el agua: ahora la sequía.

Who makes up this group of over a hundred cadets who feel that they must pretend to be such devoted fundamentalist Christians? Mostly Christians both Protestant and Catholic who aren’t “Christian enough” or “the right kind of Christians” for the Air Force Academy. The cadet who wrote to MRFF about this day in and day out lie that these cadets must live is a Protestant who, like many Protestants, does not subscribe to the Academy’s preferred brand of fundamentalist evangelical Christianity. Our long time ally, California Council of Churches IMPACT, is equally outraged by the presumption that their denominational partners, 6.5 million strong, are not “the right kind” of Christian.

O con la de Ronda. Me paso por la sala La Arquería para visitar una exposición sobre marcas comerciales y escucho con nostalgia el yo soy aquel negrito/del frica tropical. Cuando yo era nia veía pasear por Sitges a un hombre alto que se llamaba José Pal Latorre, al que se atribuía la autoría de esa canción, hoy tan incorrecta políticamente.

Esta vez no he hallado vídeo. Si alguien lo hace, que avise Hasta maana. Es más, no solo no le perjudicó su relación con la Hingis, sino que hasta le benefició: si no hubiera tenido su temita con la Hingis no tendría el privilegio de ocupar espacio en este ilustrísimo blog jejeje.

Deja un comentario