Ray Ban De Ver

En los periodos en blanco, interrumpidos. En lo que no se ha contado de esa m o menos organizada relaci de diplomas, t cursos y cargos encabezada por una foto. Si los encuentra, en alg momento de la entrevista preguntar al candidato: ” aqu qu pas miles de j al menos, 200.000 personas buscan su primer empleo en Espa lo que pas empez mientras se consum lentamente, el verano de 2008.

Fue una situación muy particular. No solo me lancé a grabar mi primer largometraje sino que también la historia hablaba de ciudadanos chilenos. Además, rodabamos en un país en el que yo únicamente había estado 20 días. A finales de agosto, Daniel fue sancionado por cogerse dos días de permiso por el nacimiento de su sobrino, cuando avisó con 15 de antelación que necesitaba un par de días libres por asuntos familiares explicándoles que desconocía la fecha exacta. El día del parto volvió a comunicárselo por la maana a la dirección, que le denegó el permiso y acabó sancionándole al no poder encontrar a un sustituto. En la carta que le remitieron explicaban que he actuado de mala fe cuando según mi abogado tenía derecho a cogerme dos días por ingreso hospitalario de un familiar..

Lo dicho, que paséis unos días de Semana Santa felices. Nos vemos el lunes. Y esta noche que gane el mejor. Lo contó el periodista de investigación Xavier Vidal en el congreso No cON Name (NcN), celebrado en Barcelona el pasado fin de semana. Ante un público formado por unos 400 hackers y similares, Vidal explicó que una empresa de California, Nanostim, comercializa unos marcapasos que, como el de Cheney, pueden manipularse a distancia, de forma inalámbrica. Teniendo en cuenta que son caros y, por tanto, quienes los llevan implantados son personas de alto nivel adquisitivo, Vidal no descarta que en el futuro haya chantajistas al estilo “dame todo lo que tengas o te apago el marcapasos”..

Pero que nadie se engae: los veraneantes no vienen a conocer sitios históricos ni folklore sino la playa que Brigitte Bardot puso de moda en los cincuenta. Antes o después del mar, la actividad consiste, por ejemplo, en desfilar de un lado a otro del puerto, parando eventualmente a tomar o comer en los restaurantes y bares sobre los muelles Suffren, Jean Jaurés y Mistral. Las mesas miran a los yates, en cuyas popas los navegantes beben pastis (con modelos, o algo así, invitadas) mirando a las mesas, como en dos tribunas enfrentadas.

A finales de los 80, Bernie Ecclestone quiso potenciar la imagen de la Fórmula 1 en Alemania. Para ello, quiso que la competición tuviera un piloto alemán. La federación alemana del motor (ONS) presentó dos candidatos: Frentzen y Michael Schumacher.

Deja un comentario